Parroquia NUESTRA SEÑORA DEL LIBANO
En Uruguay de la Órden Maronita de la Beata Virgen María
مركز الرسالة المارونية المريمية 
سيدة لبنان

NUESTRA SEÑORA DEL LÍBANO
RUEGA POR NOSOTROS


Desde los comienzos hasta nuestros días
 
Los primeros inmigrantes libaneses que llegaron a tierras uruguayas a mediados del siglo XIX, eran en su mayoría cristianos maronitas, todos con una inquebrantable fe en Dios que los fortaleció a pesar de la lejanía y los impulso a incrementar su esfuerzo por adaptarse a esta tierra tan distinta a la suya. La gran mayoría hablaba solo árabe, algunos sabían algo de francés pero ninguno tenia los conocimientos suficientes del idioma español.

Uruguay aunque laico, es en su mayoría de fe cristiana, lo que ayudo en hacer más rápida la adaptación y asimilación de los inmigrantes libaneses, pero al no tener facilidad con el idioma, observaron dificultades para practicar su religión, al no disponer de un sacerdote que hablara su mismo idioma y que estuviera familiarizado con el Rito Maronita. Para resolver este problema muchas veces solicitaron a la arquidiócesis que hiciera los arreglos necesarios para que un sacerdote de Rito Maronita viajara a estas tierras.

Aunque algunos sacerdotes maronitas viajaban hasta Uruguay, estos permanecían transitoriamente y sin un lugar fijo en donde dar misa. Por eso podemos decir sin lugar a dudas que el fundador de la Misión Maronita en Uruguay fue Monseñor Jorge Shallita.

El 29 de octubre de 1923 el Cardenal Tachi emite un decreto por el cual se nombró al padre Shallita, quien en ese momento realiza tareas en Roma, para hacerse cargo de la Misión en Uruguay. Se entiende que este decreto anula todos los nombramientos anteriores, e incluso su hermano, Padre José Shallita, pasa a ocupar su trabajo en Roma.

El 21 de enero de 1924 se nombra por decreto Misionero Apostólico a los maronitas en Uruguay y por otro decreto del 6 de febrero del mismo año, se nombra Abad al Padre Jorge Shallita. El lunes 18 de febrero Monseñor Shallita embarca en la ciudad de Nápoles hacia Montevideo, llegando el 10 de marzo e instalándose con los padres capuchinos hasta el 19 de julio de 1925.

No se trasladó a la iglesia concedida (actual iglesia del carmen de la Unión) por su lejanía de la colectividad libanesa, que por aquel entonces vivía en su mayoría en la ciudad vieja, más precisamente en la calle Juan Lindolfo Cuestas (ex Patagones).

Reunió a la colectividad libanesa y pidió la unidad y el apoyo para edificar una Iglesia y para ese fin alquila una casa en la calle Buenos Aires 326 donde celebra misa y enseña árabe y catequesis junto con su hermano el Padre José quién había llegado a Montevideo en setiembre de 1924. Allí desarrollan su tarea hasta que en 1929 logran adquirir un terreno en la calle Molinos de Raffo 926, donde construyen la primera Iglesia Maronita en el Uruguay y también construyen algunos salones para el colegio que se inaugura en 1931.

 
Los Fundadores de la Misión los hermanos Shallita
 
Desde 1931 hasta 1941 Monseñor Shallita y su hermano el Padre José desarrollaron su actividad eclesial en dependencia de la Parroquia de la Durana, pero el 30 de noviembre de 1941 el Arzobispo Barbieri les designa como parroquia Santa Cruz, separándola de las parroquias las Duranas y Peñarol. Los limites de la Parroquia son: Camino Ariel desde la estación del ferrocarril hasta Sayago, y de ahí hasta Propios (hoy Bvar. Batlle y Ordóñez). De allí por Las Violetas hasta Mazangano, hasta María de Pena y por ésta a molinos de Raffo y de allí hasta Emancipación, culminando en las vías del ferrocarril. Viendo la necesidad de ampliar el colegio existente en un salón de la parroquia, el 15 de febrero de 1948 se bendijo la piedra fundamental del nuevo Colegio del Monte Líbano con los deseos de inaugurar el edificio el 10 de marzo de 1949, fecha del veinticinco aniversario de la Misión, pero esto no se concretó hasta  1952. Acompañaba al Superior General, Abad Luis Bustami para celebrar la inauguración del colegio el Padre Luis Kobaiter, quién se ofrece a acompañar a los padres Shallita viendo los trabajos que debían afrontar y el frágil estado de salud del Padre fundador.

En el año 1953 fallece Monseñor Jorge (Georges) Shallita y queda como Superior de la Misión su hermano el padre José, quién continúa el trabajo hasta el año 1958 en que se incorpora a la Misión el Padre Efrém Salemi.

En ese mismo año fallece en Buenos Aires, Argentina, el Padre Ashcar, por lo que el Padre Kobaiter viaja a dicha ciudad.

Muere el Padre José Shallita y poco tiempo después su hermana Adma que acompaño a los hermanos misioneros durante años de incontables sacrificios.

 
Obras Sociales de la Misión

En este período se fundan tres obras sociales muy importantes para atender a las personas necesitadas del barrio: Taller Nazareth, Conferencia Vicentina y Policlínica Santa Cruz. La Iglesia se reforma en 1968.

Padre Abad Elías Salemi

Luego del fallecimiento del Padre Efrém el 25 de marzo de 1970, el Padre Elías Salemi se integra a la Parroquia. Su incorporación se produce en forma inesperada ya que sólo vino a Uruguay para asistir al sepelio del Padre Efrém y retornó a Buenos Aires solo para traer su equipaje. Quedó en la Parroquia, junto al Padre Elías, el Padre Angel Colombo quien a pedido de los feligreses, fue nombrado por el Arzobispo ayudante del Padre Efrém en la Parroquia.

El 26 de julio de 1970, el padre Elías luego de haber sido nombrado por su Orden superior de la Misión en Uruguay, recibe de manos del Arzobispo Carlos Partelli la dirección de la Parroquia.

En 1972 el Padre Colombo se retira a Peñarol sumiendo la función de cura párroco, las hermanas del Perpetuo Socorro dejan, luego de 12 años de dirección, el colegio. El Padre Elías junto a la maestra Alicia Goyeche de Mallini, quien se desempeñó como directora, tomaron la responsabilidad de llevar adelante el colegio.


50 aniversario de la Misión
 

Con motivo del festejo del 50 aniversario de la Misión en Uruguay en 1974 se hace presente el Obispo Maronita en Brasil, Monseñor Juan Chedid y el Padre Luis Kobaiter, superior de la Misión Maronita en Villa Lynch Argentina. A causa de ese encuentro surge entre los tres sacerdotes la idea de comprar el terreno ubicado al fondo del colegio el cual se hace realidad en noviembre de 1974. Concomitantemente se lanza la idea de ampliar el campo de la enseñanza, creando un Liceo. El primer grupo liceal se pone en marcha en 1975. en ese mismo año el Padre Elías debió viajar al Líbano como consecuencia de su nombramiento como Ecónomo General de la Orden, por ese motivo se nombró al Padre David Al-Mourani como Superior de la Misión en Uruguay.

Padre Abad Luis Kobaiter

En 1976 observando la necesidad de desarrollo del liceo, la autoridad envía al Primer Asistente General, Padre Pablo Rai para asesorar. Al regreso del Padre Rai al Líbano se decide la vuelta temporaria de Padre Elías al Uruguay. Se recibe entonces la ayuda de los padres y novicios salesianos para la formación catequista y animación de grupos de jóvenes. Debido a la grave enfermedad del Padre Kobaiter, el Padre Elías, en lugar de quedarse seis meses debió hacerlo por un año y medio asumiendo responsabilidades en las dos misiones. En 1978, luego de la finalización de los nuevos salones del Liceo el Padre Elías retorna al Líbano. Debido a la situación conflictiva del Líbano el Padre Elías renuncia a su función como  ecónomo general, para volver a la misión, pero previamente debió trasladarse a Italia con los novicios donde quedo nueve meses (en Ciciliano).

Luego debió marchar a Roma tres meses con los profesos. Entonces es trasladado a Montevideo debido a las dificultades que enfrentaba el Padre David, y este se traslada a Roma intercambiando responsabilidades. En 1981 regresa el Padre David a la Misión para ayudar al Padre Elías que es nombrado Superior. Comienzan entonces los arreglos de la Casa Parroquial y se forma una comisión con la finalidad de construir un nuevo templo. Durante 1982 se recibe la visita del Superior General, Abad Marcel Abi Khalil quien al ver el desarrollo de las obras del Colegio y liceo y la situación critica del templo apoyo la idea de su reforma. Al no disponer del dinero suficiente se dispone la compra de la casa ubicada en Molinos de Raffo 900 que es acondicionada para que funcione en ella el Hogar de Ancianos San Charbel que se inaugura el 9 de febrero de 1984 (fiesta de San Marón).


El Nuevo Templo

En octubre del mismo año luego de celebrar la festividad de San Charbel el día 9, se inician las obras del nuevo templo. El Padre David recibe la orden de regresar al Líbano como secretario general. Con la promesa de su sustitución por un sacerdote joven (que nunca llegó), entonces el Padre Elías solo debió llevar a cabo toda la obra. En este tiempo se presentan tres vocaciones, una de la Argentina y dos del Uruguay, que tras la experiencia de dos años no llegaron a profesor.

El 18 de octubre de 1986, se inaugura el Templo pero antes se logra la adquisición del terreno lindero. A la inauguración del Templo asistió el Padre Abad Marcel Abi Khalil quien impulsa la creación de nuevos grupos en el Liceo, proyecto que exigió crecimiento personal y locativo.

Esta idea exigió habilitar nuevos salones escolares y así se traslada el Taller de Nazareth al subsuelo del Colegio; la Policlínica Santa Cruz se traslada hacia la casona del Hogar San Charbel. En 1989 los ancianos del Hogar son llevados a la casa de Camino Ariel y otros regresan a sus hogares, esto posibilita el uso de la casona para la Dirección del Colegio y Liceo y permite la recepción del Jardín de Infantes.

Se constituye una comisión pro-nuevo Liceo, se comienzan las movilizaciones para conseguir recursos para su construcción. Se proyecta una obra por valor de dos millones y medio de dólares para lo cual el Ministerio de Obras Publicas indica que no tiene recursos y se recurre al esfuerzo propio para levantar sobre las columnas de la abandonada construcción de la fabrica Carrere y Sapriza. El Padre Elías junto a Don Angel Akl, bajo la supervisión del Arquitecto Eduardo Susviela (ex alumno del Colegio) comienza la construcción de los primeros salones. A la obra inicial se sumó la ayuda de padres de alumnos y amigos de la Misión.

En 1991 se inaugura el seminario en la casa de Ariel para atender a dos seminaristas de Roma y dos del Líbano, formado bajo el impulso del Superior General Antonio Sfeir en ocasión de la celebración del cincuenta aniversario de la Parroquia.

La alegría del augurio sufrió el desencanto de la vuelta de dos de ellos Ch. Mhanna y Padre José a Roma donde son finalmente ordenados. Los otros dos realizan sus estudios en el Instituto Teológico del Uruguay Mariano Soler, intercalando en su tiempo libre, la ayuda en tareas de la Iglesia y el Colegio. Uno de ellos Raimond, lamentablemente renuncia, mientras que Fadi Bou Chebl se ordena en 1995 y recibe su licenciatura teológica en 1997. la ordenación del Padre Fadi, sí bien la ceremonia se realizo en el Líbano, la carrera se realizo en Uruguay lo cual constituye un hecho sin precedentes y quizás el mayor regalo de la Misión al resto de la Orden Maronita Mariamita. Desde Uruguay acompañaron al Padre Fadi en su ceremonia de ordenación en el Líbano: el Padre Elías, el Padre Luis Kobaiter de la Argentina, el escribano Eduardo Adda Gomez, el Padre Tanios y la profesora de teología del Padre Fadi, Maria Teresa Porcile.


Padre Fadi Bou Chebl            Padre Kamal Seeman


La celebración de los 300 años de la Orden Maronita de la Beata Virgen Maria

También en el año 1995 se celebran los trescientos años de la Orden Maronita Mariamita y se le otorga al Padre Elías el titulo de Abad y lo celebramos junto al Padre Tanios Sadaka, el Padre Fadi, Ziara Mehanna, sobrina del Padre Elías, el Padre Luis y el Superior General  S. Nemer.

En mayo de 1998 regresa al Líbano el Padre Fadi y el Superior General envía para colaborar en la Misión al Padre Kamal Semaan quién llega en octubre de ese mismo año.

El 15 de noviembre de 1999, celebramos el 75º aniversario de la Misión Maronita en el Uruguay, en la misa además del Padre David, el Padre Kamal y el Padre Elías estaban el Padre Luis Kobaiter, el Padre P. Ghsoub, el Superior General, Abad F. Eid quien realizó una muy hermosa homilía y el Padre Manuel Younes, quien actualmente es el Superior de la Misión en Uruguay.
 


Logo por los 75 años de la Misión en Uruguay    
 
Visita del Pariarca Maronita al Uruguay

En el 2001 tuvimos el grato honor de recibir a su Beatitud, El Cardenal Nasrallah Pedro Sfeir, Patriarca Maronita de Antioquia y de todo Oriente. Llega al Aeropuerto Internacional de Carrasco a las 14 horas del 31 de octubre y parte el 2 de noviembre rumbo a Buenos Aires, en ese lapso cumple una muy nutrida agenda que se detalla en la pagina de celebraciones y en Eventos de la colectividad libanesa de este sitio web.

A mediados del 2002, despedimos con mucho cariño al Padre Elías quien después de 32 años de arduo trabajo en Uruguay viaja al Líbano para continuar su misión, por ese motivo colabora con la Misión el siempre muy querido Padre José, quien llega de Argentina a ayudar al Padre David hasta el mes de octubre, cuando también el Padre David finaliza su trabajo en nuestro país y regresa al Líbano, lo despedimos en la festividad de San Charbel, el 6 de octubre, con una Iglesia colmada de feligreses y una misa muy emotiva en donde no faltaron las lagrimas y los deseos de un feliz viaje. En esa misma celebración se presentaron los nuevos responsables de la Misión, el Padre Manuel Younes, como Director de la Misión en Uruguay y el Padre Toni Jabbour como Vicario de la Parroquia, sangre nueva que trae empuje y juventud a la Misión para continuar su trabajo por muchísimos años más.

 
Esta es una lista de algunos de los Padres que colaboraron en la Misión Maronita en Uruguay, desde sus comienzos hasta ahora, a todos ellos, un afectuoso recuerdo y siempre permanecerán en nuestros corazones:
 
Monseñor Jorge Shallita

Padre José Shallita
Padre José Zogbe
Padre Abad Luis Kobaiter
Padre Efrém Salemi
Padre Nicolás Saif
Padre Abad Elías Salemi
Padre Angel Colombo
Padre David Al-Mourani
Padre Tanios Sadaka
Padre Fadi Bou Chebl
Padre Kamal Semaan Gandour
Padre José Chalub
Padre Toni Gerges Jabbour Torbay
Padre Manuel Elías Younes
Padre Miled Antoun
Padre Yoseph Moussallem