Iglesia Maronita Uruguay
Parroquia NUESTRA SEÑORA DEL LIBAN0

Grupo de Ministros Parroquiales

Qué es un Ministro Parroquial?
 
Los Ministros Parroquiales o Laicales, son personas que cuando la necesidad o la utilidad de la Iglesia lo exige, los sacerdotes pueden confiarles algunas tareas pastorales que, sin embargo, no exigen el carácter del Orden Sagrado, por ejemplo ejercer el ministerio de la palabra, presidir oraciones litúrgicas, administrar el Bautismo y dar la Sagrada Comunión...
Sin embargo, el ejercicio de estas tareas no hace del Laico un sacerdote o pastor; es el Sacramento del Orden y no la tarea lo que constituye el Ministerio de los Sacerdotes (Ministerios Ordenados).
Los Ministerios Parroquiales o Laicales así como los oficios y funciones que los fieles laicos pueden desarrollar en la Iglesia, derivan de los Sacramentos del Bautismo y la Confirmación.
 
Ministros de la Eucaristía en nuestra Parroquia
 
Cuando el Padre Manuel Younes OMM se hizo cargo de la Parroquia Nuestra Señora del Líbano, todavía el Padre David recorría incansablemente las calles de la Parroquia visitando a enfermos y ancianos impedidos de concurrir al Templo para auxiliarlos con su palabra suave pero inflamada del amor de Dios Padre y con el alimento que nutre y fortalece nuestro espíritu: Cristo mismo, realmente presente en la Sagrada Eucaristía.
Sin embargo, esta situación sólo duraría unos pocos meses, por cuanto el P. David, llamado por sus Superiores, debió trasladarse al Líbano para asumir otras responsabilidades.
En ese entonces, el Párroco entendió necesario mantener el servicio a los miembros de la comunidad que no podían movilizarse y, luego de profundizar en el conocimiento y la información de algunos fieles, los invitó a prepararse para el ejercicio de este Ministerio.

Un grupo bastante numeroso aceptó gustosamente la invitación, a partir de diferentes motivaciones, pero con una sola finalidad: colaborar en la actividad pastoral llevando a nuestros hermanos necesitados el mejor consuelo de Dios: a JESÚS, que es fuerza en la debilidad, paz en la inquietud, consuelo en la tribulación y, en fin, la salvación verdadera.
A tales efectos, todos participaron en reuniones tendentes a una profundización en la fe, culminadas por un retiro espiritual que potenció, a partir de la intimidad con Jesús Sacramentado, la vocación de servicio.
Así pues, finalmente, luego de la correspondiente solicitud elevada al Arzobispado por el Sr. Cura Párroco, el Sr. Arzobispo de Montevideo D. Nicolás Cotugno sdb. concedió autorización, con fecha 29 de enero de 2003, al R.P. Manuel Younes OMM para designar Ministros de los Ancianos y Enfermos en la Parroquia, autorizándolos a distribuir la Sagrada Comunión, a las personas mencionadas en la solicitud.

El ejercicio de este Ministerio, por el lapso autorizado por la Jerarquía Eclesiástica, constituye una  misión pastoral que no sólo es responsabilidad del Cura Párroco y de su Vicario, sino de toda la comunidad y que por otra parte se complementa a menudo con otras tareas de apoyo como la ayuda a distribuir la comunión dentro de la Santa Misa y de un modo más general secundar estrechamente la formación y/o desarrollo de los diversos movimientos parroquiales que permitan acercar auténticamente la palabra y la vida de Dios a toda la comunidad.